El cerebro científico

Este programa de redes http://www.rtve.es/television/20111116/formula-del-cerebro/475820.shtml contiene muchas de las propuestas desgranadas en este blog para explicar el dolor.

El dolor es una percepción de alarma. Toda percepción contiene una interpretación probabilística de la realidad, una hipótesis, correcta o errónea. Construimos hipótesis sobre el exterior y el interior. Tratamos de minimizar la incertidumbre (“energía libre” de Karl Friston) sobre lo que sucede y pueda suceder en nuestro organismo.

Hay un cerebro creativo, especulativo, imaginativo, científico que aplica hipótesis anticipadas sobre el comportamiento de la realidad y un cerebro realista que trata de asentarse en la realidad sensorial, un cerebro sensato.

Los datos sensoriales internos y externos llegan escasos y envueltos en ruido y el cerebro creativo debe aventurar hipótesis para dar sentido, certeza probabilística a cada tiempo-espacio y circunstancia. También debe estar atento a la detección de error, predispuesto al cambio de hipótesis cuando los nuevos datos desbaratan lo anticipado.

Un cerebro iluso es aquél que cede terreno a la imaginación y desatiende los datos sensoriales o les confiere un significado erróneo, coherente con la hipótesis ilusa. Un número de lotería que coincide con la fecha de nuestro nacimiento puede generar la ilusión de una mayor probabilidad de éxito y provocar la acción de conseguirlo a todo trance.

Minimizamos la energía libre, la incertidumbre, conteniendo la imaginación, reduciendo la sorpresa del entorno o dando el visto bueno a lo que imaginamos, confirmando el sesgo, el error de nuestras hipótesis.

A lo largo del aprendizaje, el cerebro construye un sistema de creencias, una memoria de experiencias propias y ajenas, sobre las que basa sus predicciones tratando de minimizar los riesgos. El universo interno nos ofrece pocas experiencias propias, afortunadamente. Habitualmente estamos sanos. Sin embargo tenemos noticia de enfermedades ajenas y, sobre todo, estamos bombardeados por todo tipo de informes sobre padecimientos misteriosos.

El cerebro científico, probabilístico, puede comportarse de forma ilusa anticipando premios y castigos. Las percepciones, los pensamientos, las emociones y las acciones responderán a esa valoración ilusa cerebral. Seremos castigados o recompensados en función del sometimiento a lo que el cerebro predicta.

El dolor, en muchos casos, expresará ese estado ilusorio, pseudocientífico, de un cerebro que se ha dejado llevar por un sistema de creencias subjetivo no basado en la evidencia científica, en los hechos.

Una migraña recurrente expresa la cabezonería de un cerebro iluso, cándido, que concede fiabilidad científica a lo que los “expertos” proclaman.

Una crisis de migraña es un error probabilístico cerebral. Lamentablemente, el cerebro no contabiliza el error como tal sino que valora que algo se ha escapado a su control y seguirá urgando en la conducta del individuo, en lo que come, lo que le estresa, en el tiempo que hace… condenándole al peregrinaje de la búsqueda infructuosa o falaz de explicaciones y soluciones.

Lamentablemente el programa de Redes no contiene ninguna referencia al papel de la cultura en el aprendizaje, a sus peligros.

Todos los programas de divulgación sobre cerebro acaban prometiendo soluciones futuras para el Alzheimer, la esquizofrenia, el Parkinson… Se supone que el cerebro sólo se equivoca por enfermedad. No se habla de patología cultural, de alienación…

Una lástima. El reverendo Thomas Bayes ha aparecido en Redes. Algo es algo…

About these ads

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Neurociencia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a El cerebro científico

  1. Lidya dijo:

    En este contexto las enfermedades autoinmunes ¿serían un error del cerebro cientifico?
    Un saludo

  2. Lidya: en las enfermedades autoinmunes no es el cerebro el que comete el error sino el Sistema Inmune. Además de ese error de evaluación de peligro por arte del Sistema Inmune el cerebro puede echar más leña al fuego. Por eso las enfermedades autoinmunes pueden influirse negativamente por factores emocionales (cerebrales).

    Saludos

  3. fisioterapik dijo:

    ¿Y la cultura de la enfermedad y el dolor como reafirmacion de la personalidad? Hay personas que necesitan estar enfermas para ser ellas mismas. Luego rechazan la enfermedad para sentirse normales.

  4. fisioterapik: no comprendo bien tu reflexión. No creo que nadie necesite la enfermedad para encontrar su identidad. Otra cosa es tener la enfermedad y explotar esa condición (ganancia secundaria).

  5. fisioterapik dijo:

    Queria reflejar a ese colectivo que centra su vida en llamar la atención de los demás con su dolor, al colectivo desmotivado que sólo por medio de su enfermedad consigue tener un aliciente para salir de casa e ir al médico, las que sin su patología no sabrian que hacer, las personas que siempre les duele todo más que a los demás…etc.
    Creo que veo demasiados pacientes que no quieren mejorar, ni curarse. Nunca están para ser dados de alta, necesitan seguir acudiendo a tratamiento aunque estén bien.

  6. Joaquinwct dijo:

    Arturo, ¿Crees que hay causas o desviaciones emocionales en la migraña? ¿Puede ser que de un modo inconsciente, el cerebro encienda las alarmas protegiendo e incapacitando al individuo para dejar de hacer tal cosa?
    Ej. Migraña para evitar responsabilidades, una reunión, una cita comprometida, para dejar de hacer cosas que no se desean hacer o por ejemplo para desviar emociones negativas?
    Algo parecido a lo que creo que pasa con las falsas lumbalgias…. más emocionales y probabilísticas que otra cosa.

    Un saludo

  7. Joaquinwct: para mí el concepto de emoción está referido a las evaluaciones de organismo y, por tanto, son inconscientes. Sólo conocemos sus efectos, sus marcadores. Si una crisis de migraña está facilitada por un evento no deseado eso indicaría que la red proyecta la alarma sobre consecuencias físicas graves e inmediatas en la cabeza. Es una evaluación probabilística absurda pero es así. A través de la pedagogía se intenta aportar racionalidad haciendo ver lo descabellado de la situación.

    Lo mismo puede suceder con situaciones deseadas, emociones positivas.

    Saludos

  8. Joaquinwct dijo:

    No lo acabo de entender completamente este concepto: “para mí el concepto de emoción está referido a las evaluaciones de organismo y, por tanto, son inconscientes….”.
    Estas evaluaciones incoscientes de organismo (emoción) a la que te refieres supongo que están vinculadas en parte a las interpretaciones racionales o irracionales que hace el sujeto. A la probabilistica de daño. O es el cerebro-organismo el que percibe las alarmas y decide arbitrariamente?

    Un saludo

  9. Joaquinwct: en el blog toco temas de integridad física. El dolor, desde el punto de vista evolutivo, biológico es un producto emocional somático. Es el organismo quien evalúa y pasa miedo por una evaluación probabilística de peligro (injustificado en el caso de la migraña). El circuito córticotalámico, el “corazón”, la central evaluativa que coordina todas las capas de procesamiento, integra datos de los sentidos, en tiempo real y predicciones de futuro. Cuando comienza la proyección del dolor es cuando ese circuito proyecta amenaza. El cerebro no percibe amenaza, evalúa desde su sistema de creencias. La percepción es patrimonio del individuo consciente, es un output del cerebro al individuo, la interfaz para navegar.

    El individuo siente esas emociones provenientes del organismo y se suma empática o críticamente a esas proyecciones del cerebro.

    Espero haber aclarado algo la cuestión, importante realmente.

  10. Joaquinwct dijo:

    Aclarada impecablemente!!
    saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s